viernes, 5 de junio de 2020

Asignatura de Religión

«La asignatura de Religión enseña a tener un conocimiento más completo de la realidad, de la vida y del mundo»
www.diocesisdehuelva.es
Celestino Gómez Casilda, delegado para la Educación de la Diócesis de Huelva
1. Estamos en una semana crucial en la que los padres tienen la oportunidad de matricular a sus hijos en la asignatura de Religión. ¿Por qué hacerlo? Como cada curso escolar la Delegación Diocesana pone en marcha la campaña a favor de la clase de religión, y de la libertad de los padres y de los propios alumnos mayores, a elegir la asignatura de Religión. La campaña de este año bajo el lema SER LUZ PARA EL MUNDO, APÚNTATE A LA CLASE DE RELIGIÓN CATÓLICA, anima y aconseja a los padres que hagan uso del derecho que tienen para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral católica según sus propias convicciones, como bien queda recogido en el artículo 27.3 de nuestra Constitución. Queremos que las familias, los padres, tomen conciencia del valor de la formación religiosa en la escuela, porque es una dimensión que contribuye al desarrollo integral del alumno, objetivo fundamental de la educación. También se les recuerda que son ellos los primeros responsables de la educación de sus hijos y no el Estado, aunque de manera subsidiaria sea atendida por la Escuela y el Estado.
2. ¿Qué enseña la asignatura de Religión? La educación religiosa, en nuestro caso la Religión Católica, ayuda al alumno a tener una formación de todas sus capacidades, a conseguir un desarrollo pleno de su personalidad; a buscar el bien y la verdad, a escoger lo bueno, lo que le acerca a Dios y a los demás. Enseña a tener un conocimiento más completo de la realidad, de la vida y del mundo; a entender las raíces de nuestra historia, la política, el arte, la cultura, las costumbres, las leyes, el arte, las tradiciones, las romerías, la semana santa, el folclore, que hemos heredado; todo ello contribuye a una formación integral de acuerdo con los valores del Evangelio; a responder a las grandes preguntas que se hace toda persona sobre su vida y, sobre todo, a dar respuesta a ese deseo de trascendencia que tiene todo ser humano y de búsqueda de la verdad. Y la fe está en la raíz de nuestra cultura. La asignatura de religión no es catequesis como dicen muchos, es formación en conocimientos, valores, destrezas, que completan la formación del alumno. No se evalúa la fe, se evalúa el conocimiento.
3. Muy importante está siendo la campaña puesta en marcha con el lema “Ser luz para el mundo: apúntate a clase de Religión Católica”, que ha irrumpido en las redes sociales, promovida por las delegaciones diocesanas de enseñanza en Andalucía. Con el lema “Ser luz para el mundo: apúntate a clase de Religión Católica”, las Delegaciones Diocesanas de Enseñanza andaluzas han puesto conjuntamente en marcha la campaña, que se inició el 11 de mayo, a favor de la asignatura de Religión Católica en los centros. Se anima a los profesores para que divulguen esta campaña a través de las redes sociales, invitándoles a ser creativos con palabras, frases, lema de la campaña, imagen o video, que se correspondan con dos “hastags” concretos, #RELIeneISUR y #ReliEsMas. Y cada jueves intervienen en twitter, de 12:30 a 12:45 h. creando tendencia. Fechas importantes han sido los días 4 y 20 de mayo, a nivel nacional, en las que intervinieron la mayoría de las delegaciones diocesanas, entidades educativas, padres y profesores, con la finalidad de parar la ley Celaa (#StopLeyCelaa) y se consiguió ser trending topic con más de cien mil tuis. En este momento tan especial de confinamiento que vivimos, es necesario utilizar estos medios sociales para poner de relieve la importancia que tiene la asignatura de Religión. La nueva ley, LOMLOE (Ley Orgánica de Modificación de la LOE) o ley Celaá, que derogará a la actual ley Wert, la LOMCE, se tramita sin el mínimo consenso, no tiene en cuenta a las familias en lo que se refiere a la “demanda social” para planificar la oferta de plazas educativas, que indudablemente repercute en los centros concertados. Esta ley margina la asignatura de Religión que debe ser equiparable a las demás disciplinas fundamentales. Y todo con urgencia, sin diálogo, sin un estudio sosegado de la misma y creando cierto temor entre la comunidad educativa por algunas de sus medidas más polémicas. Resumiendo, es un proyecto de ley que, después de un año paralizada, se quiere gestionar sin esperar que acabe el estado de alarma. Dicha ley degrada la asignatura de Religión dejándola sin alternativa y se convertiría en una actividad que pocos elegirían. También dejará de ser evaluable y computable por lo que la nota no contará ni para becas ni para la EvAU (Evaluación de Acceso a la Universidad). Los padres lamentan esta degradación ya que la inmensa mayoría la eligen libremente porque ellos son los principales responsables de la educación de sus hijos y no el Estado. Es necesario que la Ley no deje al margen a las familias y se pide que los poderes públicos no coarten la libertad de los padres, la dignificación de la asignatura de Religión solicitada por más de tres millones y medio de alumnos, que tenga en cuenta a su profesorado y que permita que la sociedad, sobre todo la comunidad educativa a través de sus representantes, participe en su tramitación a través de un sano debate.
4. ¿Cómo se plantea el final de curso en Huelva? Precisamente, el miércoles pasado, día 3 de junio, tuvimos una reunión el Equipo de la Delegación Diocesana para estudiar cómo plantear la asamblea final de curso con el profesorado, en un tiempo atípico por la pandemia. Antes de tomar una decisión sobre el tema, hicimos un repaso a los objetivos y actividades que nos habíamos marcado, según calendario. Y observamos con grata sorpresa que la mayoría de las actividades previstas se habían desarrollado durante los dos primeros trimestres sin problema: los encuentros con el profesorado, las actividades formativas, el homenaje de jubilación a un maestro, la charla sobre el tiempo de Adviento, las convivencias con el profesorado en Almonaster y Almonte y algunas de las actividades con los alumnos como la semana de cine espiritual y la jornada de patrimonio religioso. Han quedado pendientes las actividades del tercer trimestre por causa de la crisis sanitaria: dos cursos de formación con el profesorado y varias actividades como las convivencias con alumnos de Primaria en El Almendro, el encuentro deportivo con los alumnos de Secundaria en la Ciudad Deportiva y la convivencia con los alumnos de Bachillerato en el Rocío. Después de este repaso al calendario de actividades, hablamos de la reunión final de curso y acordamos aplazarla para el mes de septiembre, circunstancia de la que se dará la correspondiente difusión entre el profesorado. Este aplazamiento se comunicó a las editoriales porque también asistirían a dicha reunión, y han respondido inmediata y satisfactoriamente enviando el material necesario para el próximo curso para que el profesorado pueda revisarlo.
5.- Por último, un mensaje para los padres. A los padres, animarlos a que elijan la asignatura de Religión Católica para sus hijos, que es de vital importancia para su formación y para el pleno desarrollo de su personalidad y recordarles que hagan uso del derecho que les asiste, recogido en nuestra Constitución y en las leyes internacionales. Se puede decir que la asignatura de Religión Católica es una gran ayuda para poder ser luz en medio del mundo.

sábado, 23 de mayo de 2020

Apúntate a Religión


#ReliEsMas

#ReliEsMas
El pasado miércoles, día veinte, gran parte de las entidades educativas, padres y profesores y la mayoría de las delegaciones diocesanas de nuestro país, entre ellas, la nuestra, puso en marcha una segunda convocatoria con #ParemosLaLeyCelaa y #ReliEsMas a través de las redes sociales, consiguiendo ser nuevamente “trending topic” en twitter con más de cien mil tuits. El objetivo era paralizar la tramitación de esta nueva Ley de educación o ley Celaá, la LOMLOE, que carece de consenso educativo, social y político y que el Gobierno pone en marcha sin tener en cuenta este momento tan delicado de crisis sanitaria que estamos padeciendo. Con ello pretende quitar peso a la materia de Religión que cursan actualmente más de tres millones de alumnos, lo que supone más de un sesenta y uno por ciento del total del alumnado de nuestro sistema educativo.
Con estos hastags también hemos pretendido promover la valoración de la asignatura de Religión tan importante en nuestro ámbito escolar para la formación integral de los alumnos, para ayudarles a entender la vida, nuestra realidad y el mundo donde vivimos; a entender la cultura que hemos heredado, las tradiciones y nuestras raíces cristianas; a no olvidar lo trascendente en nuestra enseñanza, a poner a Dios en el centro de la vida del hombre. A tener a Jesucristo como modelo e imagen del hombre nuevo al que debemos aspirar e imitar, y que es la luz y el sentido de nuestra existencia.
También hemos querido visualizar nuestro descontento, nuestro malestar por esta manera de actuar del Gobierno, sin tener en cuenta a las familias que quieren educar a sus hijos según sus propias creencias y convicciones, como bien queda recogido en los artículos 16 y 27 de nuestra Carta Magna. Sin tener en cuenta la sensibilidad social de los padres que desean cuanto antes una solución, un gran pacto de estado para que la ley no esté a merced de los vaivenes ideológicos de los partidos políticos en el poder. Y deseamos que la asignatura de Religión goce de la presencia en el marco escolar sin tensiones, sin rebajar su carácter académico y con las garantías reflejadas en nuestra Constitución y en los acuerdos internacionales. Es necesario un esfuerzo unánime en materia de educación, un acuerdo compartido que aporte estabilidad, sin expulsar a nadie del sistema y que integre las diferentes sensibilidades con respetuosa armonía. 
Es importante habilitar una solución de consenso que permita la posibilidad de elegir libremente la asignatura de Religión, “con una carga lectiva digna y con una asignatura alternativa de carácter académico, con el valor de la evaluación como criterio pedagógico imprescindible y que sea computable para la media y el acceso a becas”. “En Europa se imparte religión de modo estable y regular, con una carga lectiva semanal digna, que permite su estudio normalizado. Una vez más, el Gobierno evita fijarse en Europa o en los países que tienen un alto grado de éxito escolar como es el caso de Finlandia, Dinamarca, Austria, Bélgica, Luxemburgo, Suecia, Reino Unido o Alemania”.
Tras esta masiva manifestación en redes, desde #ReliEsmas se espera que sea posible el diálogo o el debate parlamentario, y que se busque el consenso de las mayorías en la tramitación de esta Ley Orgánica, que es de total trascendencia.

Celestino Gómez Casilda

miércoles, 29 de abril de 2020

Ser una Luz para el Mundo

SER LUZ PARA EL MUNDO: APÚNTATE A CLASE DE RELIGIÓN CATÓLICA
Con el lema “Ser luz para el mundo: apúntate a clase de Religión Católica”, las Delegaciones Diocesanas de Enseñanza andaluzas han puesto conjuntamente en marcha la campaña a favor de la asignatura de Religión Católica en los centros a partir del lunes, 11 de mayo. 


Nuestra Delegación Diocesana anima a los profesores para que la divulguen a través de las redes sociales. Y se les invita a que sean creativos con palabras, frases, lema de la campaña, imagen o video, que se correspondan con dos “hastags” concretos, que serán: #RELIeneISUR y #ReliEsMas. Y que cada jueves intervengan en twitter, de 12:30 a 12:45 h. para crear tendencia. 
En este momento tan especial de confinamiento que vivimos, es necesario utilizar estos medios para poner de relieve la importancia que tiene la asignatura en la formación integral de los alumnos. La campaña se dirige a la sociedad en general, profesorado, colegios, parroquias, pero sobre todo a los alumnos y a sus padres para que hagan uso del derecho que les asiste, recogido en nuestra Constitución y en el Acuerdo Internacional suscrito entre el Estado Español y la Santa Sede sobre Enseñanza y Asuntos Culturales, que se firmó el 3 de enero de 1979. 
La asignatura, de oferta obligatoria para los centros y de opción libre para los alumnos, es un bien para estos porque les ayuda a tener un conocimiento más profundo de la realidad, de la vida y del mundo que les rodea; les educa moral y espiritualmente en los valores basados en el evangelio; les hace descubrir los grandes interrogantes que tiene todo ser humano en su interior, ese deseo de lo infinito, de búsqueda de la verdad. Y la verdad está en Dios y en su Hijo Jesucristo, que es el camino, la verdad y la vida, la verdadera luz que ilumina a todo hombre y que es quien da sentido, valor y significado a esta campaña. 
La asignatura de Religión Católica ofrece la posibilidad de conocer las claves que han formado la cultura europea, la política, las leyes, las tradiciones, el arte, la música, etc., y también para entender el mundo en que vivimos, a la vez que les hace experimentar que la fe se encuentra en la raíz de muchas expresiones de esa cultura. La asignatura ayuda a conocer en profundidad el sentido último del sufrimiento, del perdón, el sentido de la justicia, de la paz y del amor, como queda reflejado en el cartel. 
Para poner en marcha dicho cometido se ha enviado al profesorado, por vía telemática, las instrucciones y los materiales necesarios que informan del desarrollo de dicha campaña, buscando que sea un trabajo gratificante y al mismo tiempo efectivo, un mensaje que cale en el sentir de la gente. 

Celestino Gómez Casilda



lunes, 16 de marzo de 2020

Comunicado del Consejo Episcopal con nuevas disposiciones en respuesta al estado de alarma

La Diócesis de Huelva, ante las medidas tomadas por el Gobierno de la Nación, tras declarar el estado de alarma, y las Orientaciones de la Conferencia Episcopal del pasado día 13 de marzo, considera oportuno y necesario adoptar nuevas disposiciones de urgencia en lo que se refiere a la acción pastoral y la asistencia al Pueblo de Dios.
Las presentes disposiciones se adoptan desde la voluntad de colaborar con la autoridades de la nación y autonómicas en orden a prevenir y erradicar la epidemia provocada por el Coronavirus y ante la dificultad real que entraña controlar la concentración de personas en actos religiosos o similares.

DISPOSICIONES
1ª. – Queda suprimida toda celebración pública de la Santa Misa con asistencia de fieles en toda la Diócesis incluidos sábados, domingos y festivos.
2ª.- De acuerdo con las disposiciones del pasado día 13, se recuerda que, en virtud de los cc 87 §1 y 1248 §2 del CIC, se ha dispensado de la asistencia a la celebración dominical a todos los fieles en toda la Diócesis.
3ª.- Hacemos extensiva a toda la diócesis la supresión de los desfiles procesionales en la próxima Semana Santa.
4ª.- Ante la imposibilidad de garantizar las normas establecidas por la autoridad civil en lo relativo a concentración de personas, queda suprimida la celebración de funerales en las capillas de los tanatorios y en las iglesias. La asistencia religiosa se limitará al rezo de un responso “a pie de nicho” o ante el crematorio.
5ª.  El Obispado queda cerrado al público mientras dure el estado de alarma. Las urgencias se atenderán por teléfono (959 252 100 – 661 789 797) o por correo electrónico dirigido a la Secretaría (canciller@diocesisdehuelva.es).

RECOMENDACIONES
1ª.- Siguiendo la sugerencia de la Comisión Ejecutiva de la CEE, invitamos a quienes lo consideren oportuno según las circunstancias a hacer sonar las campanas de nuestros templos a las 12 de la mañana “para invitar a orar a quienes permanecen en casa y hacer llegar a quienes sirven y trabajan, la ayuda del Señor y de la Virgen y el agradecimiento de la Iglesia”, terminando con la oración del Papa Francisco compuesta para esta situación tan dolorosa.
2ª.- En estos momentos de dolor y prueba, los sacerdotes, cuando celebren la Eucaristía, aunque sea sin presencia de fieles, recuerden que es una acción de Cristo que la Iglesia ofrece por las personas fallecidas y enfermas y para la pronta superación de este mal. Busquen la manera de hacer llegar a los fieles la cercanía moral y espiritual de su pastor utilizando los múltiples recursos que ofrece la tecnología.
3ª.- Las medidas tomadas resultarán sin duda dolorosas para muchos, pero, como cristianos, debemos vivir estos momentos “con responsabilidad ciudadana, con la solidaridad fraterna hacia las personas afectadas y con la confianza en el Señor que, en tiempos de prueba, nunca nos deja de su mano, sino que sostiene nuestra esperanza y nos invita a la conversión” (CEE).

Las disposiciones contenidas en el comunicado del Consejo Episcopal del pasado día 13 quedan en vigor en todo lo que no contradigan las presentes disposiciones y hasta que se vea conveniente adoptar nuevas medidas, en función de las futuras actuaciones de la autoridad competente.
Reiteramos nuestra petición a los sacerdotes, miembros de la Vida Consagrada, movimientos eclesiales, Hermandades y Cofradías y a todos los fieles, que continúen invocando el auxilio de Dios Nuestro Señor y ofrezcan sus sacrificios en este difícil momento y nos encomendamos de modo especial a la intercesión y protección de la Sma. Virgen María.

Huelva, 16 de marzo de 2020.
http://www.diocesisdehuelva.es/

Mensaje de nuestro obispo D. José Vilaplana



Mensaje de nuestro obispo, José Vilaplana, ante la situación vivida por el COVID-19: "Cada día en casa, también sin poder salir, ofrezco la Santa Misa por vosotros, por vuestras intenciones, por todos los que están afectados por esta pandemia y por todos los que trabajan duro para resolverla